Raro

Es difícil amar por mucho tiempo a quien no ama tu ser por mucho tiempo. Y es difícil querer poco a quién a dado más que nada por verte reír.

Es difícil albergar atisbo de esperanza por algo que jamás llegó. Y es que al final. Parece que la presión que somete del río nos separa  del viento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: